7 errores de terror en tus finanzas

¿Deudas carísimas?, ¿tarjetas de crédito hasta el tope?, ¿perder todo en la tanda que no te llegó? Estos son verdaderos terrores de la vida real.

Todos alguna vez en la vida hemos tenido esos altibajos en nuestras finanzas personales, muchos son consecuencia de factores externos de los cuales no tenemos control, pero otros son resultado de errores que cometimos por desconocimiento.

En Baubap queremos que cuides tu economía, y por ello en este artículo te decimos los 7 errores de terror más comunes en las finanzas que cometemos día a día. Analízalos, evítalos y de hoy en adelante cuida tu salud financiera para evitar futuros sustos .

¡Solicita tu préstamo!

#1 No tener un presupuesto

La mayoría de las personas en la actualidad no elabora un presupuesto semanal, quincenal o mensual. Si quieres mejorar tus finanzas personales, el primer cambio que debes hacer es es hacer uno. Para ello debes tomar en cuenta tus ingresos, gastos, deudas, ahorro, hasta tus inversiones, si es que las tienes.

Por eso, los pasos que debes de seguir para elaborar un presupuesto, y no seguir cometiendo los mismos errores con tu dinero, son:

  • Ponte un objetivo
  • Identifica gastos e ingresos
  • Define tiempos
  • Ajusta tus montos
  • Practícalo

Siempre procura hacer una lista con todos tus gastos del mes y distribuye tu sueldo. Es importante diferenciar tus gastos fijos de tus gastos variables, y cuáles son innecesarios, también llamados “gastos hormiga”. Como consecuencia de lo anterior ordenarás tus finanzas al punto de poder ahorrar, algo clave para lograr una estabilidad financiera.

#2 Pagar los pagos mínimos en la tarjeta de crédito

Seguramente has escuchado que pagar el mínimo de tu tarjeta de crédito es algo que te permite dividir el monto de tu deuda en mensualidades pequeñas, mientras mantienes tu cuenta vigente. No obstante, podría ocurrir que al aplicarlo no sólo prolongues el periodo para liquidar, sino que termines debiendo una cantidad mucho mayor a la inicial.

Ten en cuenta que entre menor sea el pago que realizas, los intereses se acumulan, por lo que en la mayoría de los casos, te conviene cubrir cada periodo de pago la mayor cantidad posible de tu deuda.

Si liquidas el monto total de la deuda, es decir, si eres cliente “totalero”, puedes estar exento de pagar intereses y sólo cubrirás el monto gastado. Aquí te presentamos las ventajas y desventajas que tiene pagar más del mínimo en tu tarjeta:

El pago mínimo no significa una mala calificación en tu historial crediticio, pero solo cubres una fracción mínima del saldo de tu deuda y los intereses se te pueden acumular.

#3 Dejar todo nuestro dinero en una sola cuenta de ahorro

En la actualidad es muy fácil abrir varias cuentas de ahorro en cuestión de minutos, ya sea con la misma institución financiera o repartida entre varias instituciones.

La razón principal para hacerlo es que te permite sondear exactamente cuánto has ahorrado para cada meta de ahorro individual. Por ejemplo, puedes tener una cuenta que te permita servir como “cochinito del ahorro” para gastos de emergencia; tal vez, otra cuenta te sirva para reservar dinero para el pago inicial de tu casa o financiar tus vacaciones de fin de año, y otra cuenta que te permita disponer de dinero para tus gastos corrientes.

Además, los bancos o instituciones financieras a menudo ofrecen mejores tasas de interés, y algunas instituciones te otorgan un bono por abrir una cuenta. Así que entre mayores cuentas de ahorro tengas mayores son tus posibilidades de obtener beneficios. Por último, tener más de una cuenta de ahorro con diferentes entidades financieras te permite probar diferentes niveles de servicio.

No cometas estos errores en tus finanzas, para evitar sustos al final del día.

#4 Sacar efectivo de la tarjeta de crédito

Las tarjetas de crédito tienen muchos usos, puedes realizar compras, pagar servicios y también disponer de efectivo. Sin embargo, a ojos de los expertos en finanzas, esta última opción no es recomendable.

Una de las principales desventajas cuando se dispone de efectivo de la tarjeta de crédito es la tasa de interés, regularmente éstas son más altas que si realizas una compra. En pocas palabras, el dinero que estás usando te cuesta más caro, pues en algunos casos, tendrás que devolver casi el doble de lo que retiraste.

Otra de las razones por las que no es buena idea disponer de efectivo con tu tarjeta es que genera una costumbre o un mal hábito financiero. Acceder al efectivo de manera fácil y rápida siempre es atractivo, y aunque termines pagando de más por él, te verás recurriendo a esta alternativa más frecuentemente de lo que piensas.

Algo que debes evaluar es que hoy en día, obtener un préstamo personal es más recomendable que disponer de efectivo en una tarjeta de crédito, la tasa de interés puede ser menor.  Antes de solicitar alguna tarjeta, o de realizar compras o disponer de efectivo, es conveniente que revises todos los costos asociados. Así evitarás sobreendeudarte.

¡Solicita tu préstamo!

#5 Entrar en timas como la Flor de la Abundancia

Alguna vez has visto anuncios en internet como: ¿quieres invertir poco y ganar mucho dinero? Ten cuidado, pues esta es una de las prácticas o actividades fraudulentas más comunes.

La Condusef ha alertado constantemente sobre este formato de los esquemas piramidales o Ponzi, pues a raíz de la pandemia causada por el Covid-19, en México creció considerablemente.

Un error de terror en tus finanzas personales es caer en estas trampas, pues la famosa “flor de la abundancia” es un sistema de fraude muy popular, generalmente se difunde en redes sociales y surge cada cierto tiempo, pero ante épocas de necesidad y urgencia se presentan más casos.

Por ello, Baubap te recomienda que, si te ofrecen participar en una inversión muy atractiva, no te dejes llevar por la primera impresión, investiga a fondo de qué se trata y mantente alerta. Recuerda que lo mejor siempre será invertir en esquemas establecidos y regulados por las autoridades financieras.

#6 No tener un ahorro o fondo de emergencia

La falta de capacidad económica para reaccionar ante una emergencia o una situación inesperada, como la pérdida de un empleo, pueden tener un gran impacto en las finanzas personales. Por esta razón, si tus ingresos actuales pueden cubrir los gastos esenciales del hogar y cubrir tus deudas, es recomendable generar siempre ahorro exclusivo para “emergencias”. ¡Ésta ha sido una gran lección que la pandemia nos ha enseñado!

El fondo de emergencia o el famoso “colchón”, no solamente es útil o recomendable para tener unas finanzas sanas, es prácticamente necesario para cada familia u hogar. Pues por muy bien que hayamos realizado un presupuesto, a veces la sombra de los imprevistos nos acecha.

Por ejemplo, si tu coche se descompone o te enfermas, sin duda podrías sobrellevar mejor ese gasto inesperado si cuentas con un fondo de ahorro.

Los expertos en finanzas personales recomiendan destinar al ahorro 10% de lo que ganas. Así que si ganas $1500 a la semana destina $150 al ahorro.

#7 Pagar otras deudas con tu tarjeta de crédito

Es un error pensar que entre más tarjetas de crédito tengamos nuestras finanzas van a mejorar, pues hay casos en los que tener muchas tarjetas se convierte en un problema, pues sólo acumulamos deuda tras deuda. Ante esa situación, pagar la tarjeta de crédito nos obliga a hacer malabares con las deudas e incluso a pagar una tarjeta con otra.

Aunque suena descabellado, es posible pagar la deuda de una tarjeta con el saldo de otra, es decir, cuando contamos con dos tarjetas y tenemos una vencida o por pagar, podemos recurrir al saldo de otra tarjeta para pagar esa deuda. Sin embargo, hay que ser muy cuidadosos con la fecha de pago de la segunda tarjeta, pues de lo contrario entraríamos en un círculo de deudas del que es difícil salir bien librado.

Lo más recomendable es que no pagues tus deudas con otra tarjeta de crédito, pues si bien puede sacarte de un apuro cuando no tienes el dinero, a la larga puede convertirse en un problema, nunca terminaremos de saldar nuestras deudas y es posible que en algún momento necesitemos el saldo completo de nuestra tarjeta y no tengamos acceso a él porque tenemos una deuda pendiente.

Baubap, siempre preocupado por tu situación financiera, te invita a que  analices estos errores y veas cuáles has cometido. Recuerda que si los gastos este mes de noviembre te sobrepasan y se ponen de terror, acércate con nosotros y solicita tu préstamo de una forma simple y segura.

¡Solicita tu préstamo ahora!